Cuentos cortos » Mitos cortos » Aracne la tejedora

Aracne la tejedora


Este mito corto narra la historia de Aracne, una mujer que tenía grandes dotes para tejer y llegó a ser tan habilidosa, que muy pronto su fama llegó a extenderse hasta el Olimpo, donde habitaban los dioses.

aracne

Los tejidos de Aracne eran muy elogiados por las personas, que no tardaron en notar su enorme talento, hecho que se le subió a la cabeza y le hizó volverse bastante presumida. Tanta fue su soberbia, que no dudó en afirmar que podría vencer con facilidad a la diosa Minerva, patrona de las artes y la sabiduría.

Minerva, que había escuchado tales alardes, no tardó en montar en colerá por la vanidad de la muchacha. Con el fin de darle una lección, tomó la forma de una anciana y bajó a la tierra para presentarse en su taller. Fingiendo ver los tapices que elaboraba, comenzó a adularla y no tardó en darse cuenta de que la presunción de la chica, no había desaparecido en lo absoluto. Quiso darle una oportunidad aconsejándole que fuera más modesta, pero Aracne solo se burló de ella.

Fue así que que Minerva se abandonó el disfraz y la retó a que compitieran para ver quién tejía el mejor tapiz. Como Aracne aceptara, ambas se pusieron a trabajar hasta conseguir dos piezas magníficas.

No obstante la de Aracne era muy ofensiva, pues mostraba todas las infidelidades del dios Zeus con sus amantes. Viendo esto Minerva se mostró muy enfadada y como castigo por su irreverencia, destruyó el tejido. Dándose cuenta de lo vergonzoso de sus actos, Aracne quisó suicidarse ahorcandosé por medio de una soga.

Pero Minerva se apiadó de ella y transformo la cuerda en una telaraña, que hizo que la joven se convirtiera a su vez, en araña. Y es por ello que estos animales, son tan hábiles y laboriosos tejedores.


Crecemos gracias a ti, comparte :)