Cuentos cortos » Leyendas cortas » Baba Yagá

Baba Yagá


Existe una leyenda corta muy típica del folcklor de Rusia, la cual habla de una bruja llamada Baba Yagá, personaje muy popular y utilizado para asustar a los niños. Baba Yagá es una vieja con la piel arrugada, tiene la nariz azul y posee una dentadura de hierro, que le ayuda a desgarrar con facilidad las enormes cantidades de carne que ingiere, a pesar de lo cual, luce como alguien que se ha quedado en los huesos.

baba yaga

Ella se desplaza constantemente entre el mundo de los vivos y el de los muertos, por la cual una de sus piernas es de hueso y la otra de carne y músculo. Suele desplazarse en una olla mágica por los bosques rusos, mientras rema el viento con ayuda de una escoba de plata buscando niños con los cuales alimentarse.

La casa en la que habita es muy peculiar, puesto que posee dos enormes patas de gallina en la parte inferior, debido a lo cual se puede trasladar a lo largo de toda Rusia. En el interior, yacen varios cráneos humanos, en los cuales ha introducido veladoras para iluminar el interior de su hogar y alumbrar el camino de manos fantasmales, que se encuentran a su servicio. Cada vez que tiene la intención de entrar a su morada, recita un encantamiento que dice: “Casita, casita, dale la espalda al bosque y vuelvéte hacia mí”.

A pesar de su comportamiento, que la mayoría de las veces tiene fines siniestros, en algunas ocasiones suele prestar su ayuda a las personas contestando algunas de sus preguntas, con la condición de que estas le lleven rosas azules. Estas flores le sirven para preparar una infusión rejuvenecedora, ya que se cuenta que por cada cuestión que responde, envejece un año.

Se cree además, que Baba Yagá es la encargada de las Aguas de la Vida y la Muerte, las cuales otorgaban el poder de la resurrección.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus