Cuentos cortos » Leyendas cortas » El ciervo blanco

El ciervo blanco


La leyenda corta del día de hoy proviene del país de Hungría y habla acerca de un misterioso ciervo blanco, que según la tradición, solía aparecer en los bosques para anunciar buenas noticias y abundancia. La historia dice que hace mucho tiempo, existían dos hermanos llamados Hunor y Magor que salieron en su búsqueda.

ciervo

Ambos se internaron en el bosque para darle cacería y viajaron largos días y noches, siguiendo su rastro. Iban en compañía de varios hombres, que como ellos estaban ansiosos por recibir las bendiciones del ciervo.

Después de recorrer un largo camino, divisaron el ciervo a lo lejos e inmediatamente corrieron detrás de él, perdiéndolo rápidamente de vista debido a su velocidad.

Pero no se habían movido en vano. El animal los había conducido hacia un páramo, en donde un centenar de hadas bailaban alrededor de un círculo, dentro del cual se encontraban dos hermosas doncellas. Se trataba de las hijas del rey de los Alanos, un grupo que vivía en las profundidades del bosque.

Fue así como Hunor y Magor se casaron con ellas, pues habían quedado prendados con su belleza.

De Hunor y su esposa, nació una larga estirpe de hombres que más tarde se convirtieron en los hunos. Magor y su mujer por otro lado, engendraron a la gente magiar, que muy pronto se convertiría en la población de Hungría.

Pero las familias fueron creciendo y fue entonces que se dieron cuenta, que debían comenzar a desplazarse para encontrar nuevos territorios, pues no había suficiente espacio para todos. Fue así como decidieron que los hunos emigraron a Oriente y los magor hacia Occidente. En el último momento sin embargo, al lanzar una espada al viento que les indicara la dirección correcta, esta fue atrapada por el viento y todos se asentaron en Occidente, en el territorio que actualmente se conoce como Hungría.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus