Cuentos cortos » Fábulas cortas » Un frasco lleno

Un frasco lleno


La siguiente fábula corta, nos habla acerca de las cosas que verdaderamente tienen importancia en la vida y de que siempre hay un momento para dediacarle a cada una de ellas. Durante una de sus clases, un profesor colocó un frasco de vidrio en el escritorio, frente a sus alumnos. A continuación comenzó a llenarlo con pelotas de golf. Al preguntar a los estudiantes si consideraban que estaba lleno, la respuesta de ellos fue afirmativa.

frasco

Luego de esto, cogió unas canicas y las vació en el frasco, de modo que llenaron el espacio entre las pelotas de golf. Repitió entonces su pregunta y el alumnado volvió a decir que sí. Fue entonces que el hombre sacó una bolsa llena de arena y la vertió dentro del frasco, hasta que ocupó los huecos entre las pelotas y las canicas.

Después de volver a cuestionar a sus alumnos sobre si estaba lleno y obtener la misma respuesta, lo último que agrego fue el contenido de su taza de café.

-¿Está lleno el frasco ahora?-preguntó. La contestación fue un rotundo sí.

Satisfecho, el profesor procedió a dar la siguiente explicación:

-Quiero que observen como este frasco representa la vida. Las pelotas de golf son las cosas más importantes, salud, familia y amigos, mientras que las canicas vendrían a ser el trabajo y las cosas materiales. La arena responde a los pequeños aspectos secundarios para vivir. Pero si estos se vaciaran primero dentro del bote, no habría espacio para lo demás. Es por eso que deben aprender a valorar las cosas que verdaderamente valen la pena, antes de darle preferencia a lo demás.

-¿Qué significa el café?-preguntó un alumno.

-Me da gusto que lo preguntes-dijo el profesor sonriendo-. Lo pusé porque significa que a pesar de lo ocupado que estés, siempre habrá tiempo para tomar una taza de café con los amigos.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus