Cuentos cortos » Leyendas cortas » La leyenda de los volcanes

La leyenda de los volcanes


La leyenda corta del día de hoy proviene de México y habla del origen de dos famosos volcanes: el Popocatepetl y el Iztaccihuatl. La historia narra la desgracia de dos amantes, cuyo amor perduró a través del tiempo y que se dice, continuá aún en nuestros días.

la leyenda de los volcanes

Hace cientos de años, cuando el Imperio de los Aztecas en las tierras mexicanas se encontraba en todo su apogeo, existía un guerrero valeroso llamado Popocatepetl. Este hombre amaba con toda su alma a una muchacha llamada Iztaccihuatl, hija del jefe de la región en la que vivían. En aquellos tiempos, todos los grupos étnicos que conformaban la población antigua de México, los tlaxcaltecas, los olmecas y los aztecas, entre muchos otros, se encontraban constantemente en guerra, pues cada quién intentaba establecerse como el grupo predominante.

Pronto, Popocatepetl fue reclutado para combatir en contra de otros hombres, que amenazaban a su propia población. Se despidió de Iztaccihuatl, quién con lágrimas en los ojos lo vió partir, después de prometerle que volvería para casarse con ella y formar la familia que siempre habían soñado.

No obstante, otro de los soldados, envidioso de la relación de la pareja pues ansiaba casarse con la joven, esparció el rumor de que Popocatepetl había muerto en batalla.

Al llegar esta falsa noticia a oídos de Iztaccihuatl, ella experimentó un dolor tan grande que decidió quitarse la vida. Fue de esta forma que cuando su amado volvió y se enteró de su fallecimiento, murió también de tristeza ante la perspectiva de haber perdido a la persona que más amaba.

Los dioses se conmovieron ante el destino tan cruel de la pareja y como una forma de perpetuar su amor, transformaron sus cuerpos en volcanes que se levantaron majestuosos en medio del Valle de México y ahí perduran hasta  nuestros tiempos.


Crecemos gracias a ti, comparte :)