Cuentos cortos » Leyendas cortas » Medusa y Perseo

Medusa y Perseo


La leyenda corta del día de hoy, proviene del país de Grecia y nos habla acerca de una criatura terrible y monstruosa, que vivía muy cerca del mar, en lo alto de unos acantilados de piedra. Aquel era un lugar muy solitario pues las personas no se atrevían a acercarse por allá, debido a los terribles poderes de este ser, llamado Medusa.

medusa

Ella era en realidad, una mujer malvada sobre cuya cabeza había un nido de serpientes venenosas. La sola mirada de sus ojos lograba convertir en piedra a todo aquel que se atrevía a merodear por aquellos acantilados y como prueba de ello, rodeaban las piedras muchas estatuas de hombres angustiados, que antaño habían intentado enfrentarse con ella.

Perseo era un joven que vivía en un poblado junto a las olas del mar. Había escuchado los rumores de los que hablaba su gente acerca de Medusa y como era un muchacho valiente, decidió ir en su busca para darle fin.

-No lo hagas-le habían advertido los lugareños-, si vas, te transformará en piedra como a los otros. No vale la pena perder la vida.

Pero él, haciendo caso omiso de sus palabras, empacó algunas cosas y se dirigió al acantilado donde vivía Medusa. Al llegar al lugar, pudo ver como la criatura le daba la espalda conforme se acercaba sigilosamente y en el instante en que se dió la vuelta para volverlo de piedra, Perseo sacó un espejo y lo colocó justo enfrente de su rostro.

Al instante las serpientes que se encontraban en su cabeza dejaron de moverse y toda ella se paralizó, hasta volverse tan dura como las rocas de los acantilados en donde estaban.

Fue así como Perseo pudo regresar a casa convertido en héroe y aquel monstruo llamado Medusa, dejó de sembrar terror entre los viajeros que llegaban al mar.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus