Momotaro


Este cuento infantil corto proviene de Japón.

Había una vez, en un pueblecito muy recóndito, dos esposos ancianos que vivían solos en una cabaña. Un día, la anciana bajó a lavar su ropa en el río y encontró un enorme melocotón, flotando sobre el agua hacia ella. La mujer lo tomó y volvió a su casa para pedirle a su marido, que lo abriera con ayuda de su cuchillo.

momotaro

Grande fue su sorpresa al percatarse que dentro de la fruta, habitaba un niño muy hermoso al que adoptaron como hijo suyo, bautizándolo con el nombre de Momotaro.

El chico creció fuerte y audaz; y al escuchar las lamentaciones de los lugareños del pueblo, quiénes eran constantemente atormentados por los genios y los demonios de una isla cercana, se decidió a liberarlos de tales criaturas, dándoles muerte a las mismas.

Fue así como improvisó una barca y después de cargar grandes cantidades de comida, se hizó a la mar con el objetivo de llegar a la isla y acabar con los seres que tanto daño le ocasionaban a su gente. Al llegar a la orilla, se encontró con un perro, un mono y un faisán, quiénes le pidieron algo de comer.

-Si nos alimentas, te ayudaremos a vencer a los demonios y a los genios-le prometieron ellos.

Aceptando la propuesta, Momotaro se dispuso a compartir su comida con ellos y una vez saciada su hambre, todos juntos se dirigieron al centro de la isla. En aquel sitio, se encontraron con mil genios y demonios a quiénes atacaron con ferocidad. El perro mordía, el mono golpeaba y faisán picoteaba, mientras Momotaro luchaba con valentía.

Viéndose vencidas, las criaturas del mal se sometieron ante ellos, entregándoles todas sus riquezas; y de esta manera, Momotaro, en compañía de sus amigos animales, regresó a su pueblo en donde todos lo recibieron con gran alegría.


Crecemos gracias a ti, comparte :)