Cuentos cortos » Leyendas cortas » La múlata de Córdoba

La múlata de Córdoba


La leyenda corta que veremos el día de hoy proviene de México y habla acerca de una mujer, que era tan bella como enigmática. Todos la conocían bajo el sobrenombre de “la mulata de Córdoba”, por vivir en la villa que llevaba el mismo nombre, ubicada cerca del puerto de Veracruz, en los tiempos de la Inquisición.

mulata

La mulata era famosa por curar todo tipo de afecciones a base de hierbas, así como hacer amarres de amor y favorecer la salud de todo aquel que iba a buscarla. Sin embargo, su belleza también provocaba muchos escandálos puesto que los hombres la buscaban constantemente, siendo todos rechazados.

Uno de ellos era Don Martín de Ocaña, alcalde de Córdoba, quién al verse despechado comenzó a correr el rumor de que la mulata era una bruja, y le había dado un brebaje que era el culpable de su pasión.

Pronto la gente comenzó a espiarla y muchos aseguraron que la escuchaban reír a media noche, volar por encima de los tejados y además, conocer que tenía un pacto con el diablo para prolongar su hermosura. Sin embargo la mulata seguía acudiendo a misa, tal vez para intentar dar fin a las cosas que se decían sobre ella.

Poco le sirvió cuando la Inquisición la mando arrestar acusándola de practicar hechicería. La mulata fue sentenciada a ser quemada viva en la hoguera y encerrada en una mazmorra, antes de que se llevara a cabo su castigo. Fue ahí en donde ella habló con su carcelero y lo convenció de llevarle un poco de gis, con el que dibujó un espléndido navío en una de las paredes, impresionando al hombre por el realismo con el que estaba plasmado.

-¿Qué le falta a este barco?-le preguntó ella.

-Navegar.

-Pues mira como navega-respondió la mulata y sin más, saltó a la embarcación que comenzó a alejarse hasta desaparecer.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus