Pinocho


En el cuento infantil corto de hoy conoceremos a un pequeño muñeco de madera, cuyo sueño era ser un niño de verdad. El carpintero Geppetto, un señor anciano y bastante amable, lo había fabricado para tener algo de compañía puesto que él nunca había tenido hijos. Como él era de tan buen corazón, llego un hada a concederle el deseo de que su muñeco hablará y se moviera, dándole vida.

pinocho

Además de esto, la hermosa mujer puso a un insecto muy simpático, Pepe Grillo, para que fuera el consejero del muñeco y le aconsejara acerca de las cosas que debía hacer y las que no.

Geppetto se puso muy contento y decidió llamarlo Pinocho. Como ya lo consideraba un hijo propio, decidió enviarlo a la escuela como a los otros niños. Sin embargo, en el camino se encontró con un zorro y un gato que lo convencieron de faltar a clases y acompañarlos a apostar. Fue así como Pinocho, haciendo a un lado los consejos de Pepe Grillo, se fue con ellos.

Así fue como se volvió un pequeño muy mentiroso y que no tenía interés en la escuela. Por eso le crecieron dos orejas de burro y cada vez que mentía, su nariz se hacía más larga.

Una vez que Pinocho comprendió que estaba actuando mal, se arrepintió de su mal comportamiento y quisó regresar con Geppetto. Pero se enteró de que este lo había salido a buscar y se había adentrado en el mar con un bote, al creer que él podría encontrarse ahí. Pero una ballena se lo había tragado.

Pinocho nadó hasta encontrar al animal acompañado por Pepe Grillo y juntos lograron rescatar a Geppetto. En recompensa por su valentía, el hada que le había dado la vida lo transformó en un niño de verdad. Y nunca más volvió a portarse mal.


Crecemos gracias a ti, comparte :)