Cuentos cortos » Mitos cortos » Prometeo

Prometeo


En el mito corto de hoy narraremos la historia de un hombre llamado Prometeo, que le robó el fuego a los dioses para entregarsélo a los hombres. En aquel tiempo la Tierra todavía era muy primitiva y los seres humanos tenían que arreglárselas para sobrevivir en el frío y cazar animales para alimentarse. Mientras tanto en el Olimpo, Zeus junto con otros dioses observaban fríamente como iban las cosas con las personas que habían creado.

prometeo

Prometeo era un titán, que sufría al ver como la vida era tan dura para los hombres. Fue por eso que se las ingenió para entrar a escondidas al Olimpo y robó el fuego, uno de los bienes más preciados de Zeus.

Cuando volvió a la Tierra le enseñó al resto de los humanos, como podían utilizarlo para calentarse y ahuyentar a las bestias salvajes, así como a cocinar la carne que obtenían de los animales que cazaban. Ciertamente esto mejoró en demasía la vida de la humanidad, pero Zeus, que no tardó en darse cuenta del delito, no estaba nada contento con ver como la gente aprovechaba un bien que solo debía pertenecerle a él.

Es por eso que decidió castigar a Prometeo y mandó que lo encadenarán en la cima del Cáucaso. Ahí, todos los días acudía un águila y le devoraba el hígado, mismo que se regenaraba siendo él inmortal, debido a la raza a la que pertenecía, tenía que sorportar diariamente este duro castigo.

Finalmente, Hércules que era un semi-dios que viajaba por la Tierra, pasó por el lugar de cautiverio de Prometeo y disparando un flecha hacia el águila pudo acabar con su sufrimiento para posteriormente liberarlo. La tortura había llegado a su fin, pero Prometeo tendría que llevar un anillo con un pedazo de las rocas donde se encontraba encadenado, como una señal de sus faltas anteriores.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



comments powered by Disqus