Cuentos cortos » Cuentos infantiles cortos » La ratoncita blanca

La ratoncita blanca


El cuento infantil corto de hoy, trata acerca de un hada que tenía muy buen corazón aunque era algo despistada. Si quieres descubrir lo que le sucedió solo tienes que seguir leyendo, esperamos que esta historia te guste.

ratoncita

Sucedió que un día en el reino de las hadas, la Reina organizó una gran fiesta para celebrar la llegada del Invierno, por la cual envió invitaciones a todas sus súbditas que se encargaban de crear el hielo y hacer caer la nieve. Una a una iban llegando todas ellas, envueltas en blancos abrigos de escarcha y agitando sus varitas, como luces brillantes en medio de la ventisca para entrar en el palacio, donde se celebraba la ocasión.

No obstante, una de ellas se detuvo en el camino al escuchar llantos en medio del bosque. Rápidamente descendió de su carruaje y encontró una cabaña, en donde dos pequeños niños yacían llorando junto a la chimenea.

El hada les preguntó que ocurría y ellos le hicieron saber que sus padres habían salido para buscar más leña, mientras ellos se sentían solos y con mucho frío.

De modo que ella se quedó a acompañarlos hasta la llegada de los padres. El tiempo transcurrió y cuando por fin pudo retomar su camino, iba tan apresurada que se olvidó la varita. La Reina, enfadada por su tardanza y por este descuido, la condenó a pasar un siglo convertida en una ratoncita blanca, después de lo cual podría retornar a su forma original. Y es que aunque tenía buen corazón, no le gustaba que la hicieran esperar.

Si alguna vez vas hacia el bosque y te encuentras con un curioso animalito, enteramente blanco, de bigotes largos y cola rosada, ten cuidado con él. Puede que sea el hada que todavía esta esperando a que se rompa su hechizo.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus