Cuentos cortos » Leyendas cortas » El rey que llegó del mar

El rey que llegó del mar


La siguiente leyenda corta proviene del país de Dinamarca y habla acerca de un misterioso monarca, que un día llegó del mar sin que nadie pudiera averiguar su verdadero lugar de origen.

barco

Todo sucedió una mañana, mientras los guerreros daneses recorrían la costa buscando detectar movimientos enemigos. En aquellos tiempos, la paz se había extinguido del reino, puesto que las aldeas de Dinamarca eran constantemente atacadas por los fieros vikingos que venían del Norte, robaban y destruían sus casas.

La escasez y el hambre eran constantes y los habitantes se encontraban más divididos que nunca, puesto que apenas confiaban entre ellos para poder compartir lo poco que tenían. Sin el liderazgo de una persona justa y valiente, el pueblo danés se veía condenado a un destino cruel.

Pero aquel día, estaba escrito que las cosas llegarían a cambiar. A lo lejos y navegando hacia tierra firme, apareció un barco todo hecho de oro y decorado con piedras preciosas, lo que alarmó a los guerreros. Pensando que se trataba de otro ataque vikingo, no bien hubo llegado a desembarcar el navío se abalanzaron hacia el interior, blandiendo las espadas y lanzando al aire gritos de guerra.

Grande fue su sorpresa al descubrir que no había tripulación alguna; en cambio encontraron muchos tesoros y a un pequeño bebé que dormía entre escudos de oro y plata.

El niño fue llevado ante las personas más sabias de Dinamarca, quiénes aseguraron que estaba destinado a ser rey y lo bautizaron con el nombre de Skiold, que quiere decir escudo.

Skiold creció y se convirtió en un hombre fuerte y valiente, que dirigió los ejercitos en batallas victoriosas y restauró el orden en su reino, combatiendo la pobreza de todos sus súbditos. Y en todos lados fue conocido como “el rey que llegó del mar”.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus